Ruta de una semana por los pueblos blancos de Málaga

¿Te gustaría disfrutar de un viaje diferente por la Costa del Sol? Te proponemos una increíble ruta por los pueblos blancos de Málaga: 336 kilómetros, siete días y una increíble aventura en coche bordeando el Parque Natural de la Sierra de las Nieves y atravesando otros parajes naturales, como el valle del Guadalhorce, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y el Parque Natural los Reales de Sierra Bermeja.

 pueblos blancos de interior de malaga

Días 1 y 2: Málaga - Pizarra – Cuevas del Becerro - Ronda

Llegamos a Málaga y nos dispondremos a hacer una breve toma de contacto con la capital de la Costa del Sol. Nos alojaremos en el Parador de Málaga Gibralfaro, que brinda una de las vistas panorámicas más bonitas de la ciudad. Aprovecharemos el primer día para visitar el teatro romano, la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro por la mañana. Después, daremos un paseo por la Alameda Principal y la famosa calle Larios, parando para comer delicioso pescaíto frito en el efervescente mercado de Atarazanas. Por la tarde, visitaremos la catedral de Málaga (conocida como “la Manquita”, por su torre inacabada) y pasearemos por el popular Muelle Uno. Por la noche, buscaremos alguno de los animados bares de tapas del centro histórico de Málaga para reponer fuerzas.

A la mañana siguiente, tras el desayuno, emprenderemos nuestra ruta por los pueblos blancos de interior de Málaga rumbo a Pizarra, situado en el valle del Guadalhorce y a unos 30 kilómetros de la capital. Aquí aprovecharemos para admirar el impresionante entorno natural donde está enclavado este pueblo, así como algunos de sus monumentos principales, como el Palacio de los condes de Puerto Hermoso y la iglesia de San Pedro, que albergan en su interior impresionantes obras de arte de los siglos XVII y XVIII.

turismo rural Málaga

 

Si se dispone de más tiempo, podremos ampliar nuestra ruta un día más con el fin de pasar un día en Álora y vivir una experiencia difícil de olvidar: el famoso caminito del Rey (imprescindible reservar la visita con antelación). Si no disponemos de tanto tiempo, desde Pizarra,  continuaremos nuestro camino dirigiéndonos al pueblo que marca la entrada de la serranía de Ronda: Cuevas del Becerro: una localidad de origen mozárabe que, a pesar de ser uno de las más pequeñas de la provincia, ofrece todo lo necesario para disfrutar de una estancia inolvidable en un hermoso entorno rural: cultura, naturaleza, tradición y una variada gastronomía. 

Merece la pena especialmente visitar la iglesia de San Antonio Abad y la famosa Fuente del Nacimiento. En Cuevas del Becerro también podemos ver un interesante yacimiento arqueológico llamado las Casas de las Viñas, donde observaremos restos de una factoría de aceite y un complejo alfarero de la época romana. Concluida nuestra visita, conduciremos otros 20 kilómetros hasta Ronda, donde pasaremos la noche.

 

Días 2 y 3: Ronda

Ronda es uno de los pueblos de la Costa del Sol más bellos. Por su extensa riqueza cultural y artística, así como por el paisaje natural que rodea el municipio, merece la pena disfrutar con calma de esta etapa de nuestra ruta por los pueblos blancos de Málaga. Nos alojaremos en cualquiera de los hoteles que la localidad ofrece, como el Catalonia Reina Victoria.

Ronda se levanta sobre una meseta rocosa cortada por el río Tajo, un profundo desfiladero de 100 metros que traza a su paso el río Guadalevín, que la divide en dos: al sur, el casco antiguo y al norte, la zona nueva. Aprovecharemos nuestro segundo y el tercer día de nuestro viaje de turismo rural por la Costa del Sol para visitar algunas de las principales atracciones turísticas de Ronda, como el Puente Nuevo, el Puente Viejo, el Palacio de Mondragón (sede del Museo de Ronda), el Palacio del Marqués de Salvatierra, la Casa del Gigante (una interesante muestra de arquitectura civil árabe), el Convento de las Madres Franciscanas o el Convento de Santo Domingo.

Para quienes quieran empaparse mejor de la cultura de esta localidad, en Ronda también encontramos museos de diversa índole, como el museo del Bandolero, el museo Lara o el museo Taurino. Y si por algo destaca Ronda, es por su enorme oferta de restauración. En el centro, encontraremos una gran variedad de bares donde comer o cenar a base de tapas, pero también muchos restaurantes donde disfrutar de auténticos homenajes gastronómicos.

serranía de Ronda

 

Días 3 y 4: Ronda – Cortes de la Frontera – Istán

Emprendemos el tercer día de nuestra ruta por los pueblos de la Costa del Sol rumbo a Cortes de la Frontera, conocido por albergar el mayor bosque de alcornocales de toda España. Enclavado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, es el destino ideal para conjugar naturaleza, historia y cultura, con impresionantes paisajes verdes que lo convierten en un lugar ideal donde relajarnos y disfrutar del turismo activo y rural. Pasaremos el día paseando por el Parque Natural de los Alcornocales para, a media tarde, partir en dirección a Istán.

Ubicado en pleno paraje de la Sierra de las Nieves, Istán cuenta con una gran belleza natural. El río Verde atraviesa el pueblo y sus numerosas fuentes le han otorgado el sobrenombre de “manantial de la Costa del Sol”. En la plaza del pueblo encontraremos la Iglesia de San Miguel (el patrón de la localidad) y, sin duda, también merece una visita el edificio más antiguo del pueblo: la Torre de Escalante. Pasaremos la noche en el hotel rural Los Jarales para, al día siguiente, retomar nuestro camino.

 

Días 5, 6 y 7: Istán – Coín – Mijas - Málaga

Día cinco: tras el desayuno, continuaremos nuestro camino desde Istán hasta Coín. 46 kilómetros separan ambas localidades. Ubicado en el valle del Guadalhorce, Coín está inmerso en un paisaje de huertas de cítricos y olivos. Si por algo es especialmente interesante esta localidad, es por su arquitectura popular andaluza, visible en sus viviendas señoriales con portadas y ventanas enrejadas. Las distintas iglesias del municipio, como la de la Encarnación, la iglesia de San Andrés y la de San Juan, son algunos de los monumentos que merece la pena visitar en Coín.

pueblos blancos de interior Mijas

 

Después conduciremos 20 kilómetros más hasta llegar a Mijas: unos de los más hermosos pueblos blancos de Málaga. Enclavado en la falda de la sierra de su mismo nombre y rodeado de pinares, Mijas disfruta de una inmejorable posición desde donde observar un impresionante paisaje del mar y la montaña. Su núcleo urbano se compone de tres centros diferentes: Mijas Pueblo, Las Lagunas y la Cala de Mijas, aunque nos centraremos en el primero de ellos, donde se aglutinan la mayoría de monumentos y edificios de interés, como la Muralla, el Mirador y los Jardines y su impresionante Centro de Arte Contemporáneo.

Pasaremos la noche en cualquiera de los muchos hoteles que encontramos en Mijas y, a la mañana siguiente, regresamos a Málaga y daremos por concluida nuestra ruta de una semana por los pueblos blancos de la Costa del Sol. 

 

También te puede interesar: ruta de fin de semana por los pueblos blancos de la Costa del Sol.

 

New call-to-action

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Toda la Costa del Sol
en tu correo

Déjanos tu email y recibe contenidos exclusivos y magníficas promociones sobre Costa del Sol – Málaga.

Nuevo llamado a la acción

Posts Relacionados

Busca en
nuestro blog