Benalmádena. Donde la luz y el mar se funden en uno. Cocina en Origen

El municipio de Benalmádena está formado por tres núcleos urbanos: Benalmádena Pueblo (situado en las laderas de la sierra) es un precioso pueblo blanco que merece la pena visitar, ya que ha conservado perfectamente su fisonomía tradicional; Arroyo de la Miel, que es una zona residencial a medio camino entre el mar y la montaña y, por último, Benalmádena Costa, la zona más pegada al litoral, que incluye el encantador Puerto Marina, uno de los puertos deportivos más bellos de la Costa del Sol. Visitamos esta localidad malagueña junto a Samuel Perea y ‘Cocina en Origen’ para sumergirnos en la tradición gastronómica de este lugar. Vamos a preparar un plato tan sencillo como delicioso: sopa colorá.

Comer en Benalmádena Puerto Marina


El primer impulso que atrae al visitante en Benalmádena es el olor y el rumor del viento que sopla desde el mar. Una música que siempre nos acompaña en Benalmádena, entre las luces y sombras de sus calles, y que nos lleva sin darnos cuenta hasta los jardines del muro de César Manrique o hasta la Iglesia de Santo Domingo.

Antiguo enclave de fenicios y romanos, fue en la época árabe cuando Benalmádena alcanzó un gran desarrollo, gracias a su riqueza minera. Su topónimo significa “hijos de la mina”, reflejando la importancia pasada de esta actividad. Antes del boom turístico, la agricultura jugaba también un papel primordial en el modo de subsistencia de los habitantes de esta localidad. Y, precisamente, en la huerta benalmadense está inspirada la receta que vamos a preparar: las tradicionales “sopas colorás”.

 

 

Receta de sopas colorás

Comer en Benalmádena sopa colorá

 

Junto a Samuel Perea y el chef Francisco Muñoz, del restaurante El Parador Playa, vamos a aprender a cocinar las famosas sopas colorás. Una receta que se elabora con productos del mar y de la huerta y que ha ido pasando de generación en generación en su familia.

- Lo primero que haremos será cortar los ajos en láminas, la cebolla en juliana, cascamos y cortamos los pimientos y cortamos también los tomates (previamente pelados) en rodajas.

- Limpiamos las sardinas de escamas y vísceras y les quitamos la cabeza.

- Con el fuego de leña a punto, colocamos una olla encima de la trébede. Ponemos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y añadimos los ajos y la cebolla. Removemos y damos un toque de sal.

- Echamos los pimientos y removemos, añadimos los tomates, el laurel, removemos con cuidado y dejamos cocinar unos ocho minutos a fuego medio – bajo.

- Para hacer el “majaillo de la abuela María” que, según Francisco, es el secreto de las sopas colorás, empleamos un mortero. Metemos la sal, el ajo, clavos, pimienta, pimentón, azafrán, cominos y ¡a majar! 

- Después mezclamos un poco de caldo del guiso con el majao y lo vertemos en la olla para que suelte los aromas. Removemos y dejamos cocinar hasta que el tomate se deshace un poco.

- Agregamos las sardinas y removemos con cuidado. Dejamos cocer un par de minutos y retiramos del fuego: con el propio calor del guiso enseguida quedarán en su punto.

- En un plato hondo, servimos la sopa y añadimos la hierbabuena.

Comer en Benalmádena sopa colorada

 

La cuchara de pimiento

Francisco cuenta que, antiguamente, se empleaba un pimiento verde a modo de cuchara para comer las sopas colorás. Y es que tradicionalmente, este guiso se tomaba en el campo y, cuando no se tenía una cuchara a mano, bueno era un pimiento. Para ello, se quitaba el pedúnculo, se cortaba el pimiento por la mitad y se usaba medio pimiento a modo de cuchara.

Comer en Benalmádena playa sopa colora

 

Benalmádena, diversidad entre el mar y la sierra

La diversidad, en el sentido más amplio de la palabra, es, sin duda, el mayor atractivo de Benalmádena. Y es que en esta localidad podemos disfrutar de una de las ofertas de ocio más extensas y variadas de la provincia. Pero también tendremos la oportunidad de relajarnos en las tranquilas calles de Benalmádena Pueblo y sentir que viajamos a la Andalucía de hace décadas. Contemplar la Costa del Sol a vista de pájaro desde el Teleférico de Benalmádena, recorrer los verdes paisajes de sus sierras, saborear su exquisita gastronomía y adentrarnos en la fascinante cultura de esta localidad, será una experiencia difícil de olvidar.

Nueva llamada a la acción

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Toda la Costa del Sol
en tu correo

Déjanos tu email y recibe contenidos exclusivos y magníficas promociones sobre Costa del Sol – Málaga.

Categorías

New call-to-action

Posts Relacionados

Busca en
nuestro blog