Responsabilidad Social Corporativa de una empresa: por qué importa

 Tags: MICE

La responsabilidad social corporativa de una empresa es un tipo de autorregulación empresarial que tiene el objetivo de rendir cuentas socialmente y generar un impacto positivo en el entorno que la rodea. Algunas formas en que una compañía puede adoptar la responsabilidad social corporativa, incluyen el respeto al medioambiente, promover la igualdad, la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo; tratar a los empleados con respeto; retribuir a la comunidad y garantizar que todas las decisiones comerciales sean éticas. ¿Quieres saber más sobre la responsabilidad social corporativa? ¡Sigue leyendo!

A lo largo de los años, la responsabilidad social corporativa ha evolucionado de las decisiones voluntarias de las empresas individuales, a las regulaciones obligatorias a nivel regional, nacional e internacional. Sin embargo, muchas empresas optan por ir más allá de los requisitos legales e incorporar la idea de “hacer el bien” en sus modelos comerciales

No existe una única forma en que las empresas puedan adoptar la RSC, pero una cosa es cierta: para que se perciban como genuinas, las prácticas de la empresa deben integrarse en su cultura y en todas sus operaciones comerciales. En el entorno socialmente consciente de hoy, los empleados y los clientes valoran mucho trabajar y gastar su dinero en empresas que dan prioridad a la RSC. Y es que, tanto clientes como empleados, pueden detectar la hipocresía corporativa, con el evidente perjuicio que esto implicaría para la compañía. 

Para garantizar la autenticidad de la RSC, una empresa debe analizar sus valores, su misión comercial y sus problemas principales, para determinar qué tipo de iniciativas se alinean mejor con los objetivos y la cultura de la empresa. 

Responsabilidad Social Corporativa

 

Por qué es importante la RSC

Hay muchas razones por las que una empresa debe adoptar prácticas de RSC. Te contamos algunas:

 

1. Mejora la percepción de los clientes sobre tu marca 

Cada vez es más importante que las empresas tengan una imagen socialmente consciente. Los consumidores, los empleados y las partes interesadas priorizan la RSC al elegir una marca o una empresa. 

 

2. Atrae y retiene empleados

Los consumidores no son los únicos atraídos por las empresas que retribuyen. Y es que, cada vez más, los trabajadores buscan sentirse identificados con los valores de las empresas para las que trabajan. Está demostrado que los empleados que comparten los valores de la empresa y pueden identificarse con sus iniciativas de RSC tienen muchas más probabilidades de permanecer en la compañía. 

 

3. Aumenta su atractivo para los inversores

Al demostrar un programa e iniciativas de RSC desarrollados, las empresas se vuelven automáticamente más atractivas para los inversores.  Al igual que los clientes, los inversores están responsabilizando a las empresas en lo que respecta a la responsabilidad social. 

 

Algunos ejemplos de RSC en el sector turístico

En la actualidad, la gran mayoría de empresas de la industria turística cuentan con políticas de responsabilidad social corporativa. Los transportes, los establecimientos hoteleros, los eventos...

Un buen ejemplo de RSC es el de Paradores de Turismo. La empresa pública desarrolla una política de responsabilidad social corporativa muy activa de acuerdo a su misión, llevando a cabo actuaciones concretas en los ámbitos de la gestión de los recursos humanos, la gestión del impacto ambiental de la empresa y de los recursos naturales, la interacción con las comunidades locales, etc. 

Otras empresas, como Iberia, también son buen ejemplo en materia de RSC. En este caso concreto, la aerolínea publica desde el año 1994 su “memoria de sostenibilidad”, que detalla todas las acciones llevadas a cabo en cuanto a su desempeño ambiental y social. 

Por su parte, Turismo Costa del Sol, como empresa encargada de la promoción turística de la provincia de Málaga, siempre ha apostado por la responsabilidad social, tanto en su estrategia interna, estando certificada en gestión de calidad (ISO 9001), ambiental (ISO 14001) y seguridad y salud en el trabajo (OHSAS 18001), como en su estrategia externa, liderando diversos proyectos en materia de RSE. 

La reducción de la huella de carbono y el consumo de energía, la participación en iniciativas de conservación de la vida silvestre, el fomento del trabajo voluntario y de caridad, el apoyo a las comunidades locales, la mejora de las políticas laborales, la garantía de la diversidad y la igualdad en el lugar de trabajo o la inversión en organizaciones sin fines de lucro son solo algunos ejemplos de prácticas que las empresas pueden llevar a cabo en materia de responsabilidad social corporativa. Pero no olvides que, a la hora de ponerlas en práctica, estas acciones deben ser auténticas y coincidir con los valores corporativos de tu empresa. ¿A qué esperas para poner en práctica políticas de RSC en tu trabajo?

Nueva llamada a la acción

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Toda la Costa del Sol
en tu correo

Déjanos tu email y recibe contenidos exclusivos y magníficas promociones sobre Costa del Sol – Málaga.

Categorías

Nueva llamada a la acción

Posts Relacionados

Busca en
nuestro blog