Un recuerdo de la Costa del Sol

 Tags: Cruceros

Cualquier souvenir esconde una poderosa carga simbólica tras su aparente banalidad. Muchos visitantes tratan de perpetuar los recuerdos de su viaje en un objeto. Miles de turistas llegan a Málaga a lo largo del año. Perfiles bien distintos de casi cualquier procedencia del mundo.
Muchos de nuestros visitantes ya llegan en cruceros, una mayoría en busca de sol y playa, otros ávidos de conocer la cultura de Málaga, deseosos de vivir algunas de las grandes celebraciones como la Feria de Málaga o la Semana Santa o en busca simplemente de descanso. ¿Cómo inmortalizar la experiencia vivida en un objeto de recuerdo?

 

Recuerdos culturales y artísticos

El souvenir trata de poner en valor tradiciones genuinas y artesanías auténticas que, perdidas, las buscamos hoy en otros lugares y en objetos que no poseemos. El genial Pablo Picasso es uno de los estandartes de Málaga. Cualquier objeto que recuerde su obra o su figura es en la actualidad uno de los recuerdos más buscados de Málaga.

En la nueva Málaga de los museos, no sólo el cubismo tiene influencia en las tiendas de recuerdos. Los trazos costumbristas del Museo Carmen Thyssen o las recientes aportaciones que han supuesto la llegada de la colección del Museo de Arte Ruso o el Centro Pompidou, también tienen su influencia. Sin olvidar los grandes hitos de la historia malagueña, como su singular Catedral renacentista o los vestigios de la Málaga fenicia, romana y musulmana que suponen por ejemplo la Alcazaba de Málaga y el Castillo de Gibralfaro.

Figuras para regalar en la Costa del Sol

 

Tipismo y folklore tradicional

Málaga es imagen de España y Andalucía. Para muchos de los visitantes, el mejor recuerdo lo plasma un guiño al tipismo y folklore tradicional. Como por ejemplo un icono flamenco o cualquier recuerdo relacionado con la tauromaquia. Hay numerosos artículos con estas castizas representaciones. Más en el plano local, no faltan episodios y personajes típicos de la tierra como el popular cenachero o la flor típica de Málaga: la biznaga.

 

Un homenaje para el paladar

Pero qué mejor recuerdo que un bocado con firma malagueña. Málaga ofrece al visitante una gastronomía propia que puede llevar consigo para revivir la experiencia vivida.

Vinos D.O. Málaga. El tradicional vino dulce malagueño es parte de nuestra historia. Los hay de distintas procedencias pero todos harán las delicias de quien los cate.

Almendras de Málaga. Se venden fritas. A pie de calle se sirven en cartuchos. Pero se pueden conseguir en numerosas tiendas o mercados.

Pan de higos. Un bocado dulce realizado con higos secos. Este fruto de verano se recicla para comer todo el año.

Unas tortas locas. Uno de los clásicos de la repostería malagueña. Dulce típico que puede adquirirse en cualquier pastelería.

Chacina. Existe gran variedad de embutidos y quesos que llegan a la Costa del Sol de diversos puntos de la provincia de Málaga

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Toda la Costa del Sol
en tu correo

Déjanos tu email y recibe contenidos exclusivos y magníficas promociones sobre Costa del Sol – Málaga.

New Call-to-action
Nuevo llamado a la acción

Últimos posts

Busca en nuestro blog

Paradores de turismo