Semana Santa en la provincia de Málaga

 Tags: Ocio

Si hay una fecha especial para visitar Málaga, ésa es la Semana Santa. Una tradición con cinco siglos de historia que aúna fervor y folclore. Sólo en la capital de la Costa del Sol, más de cuarenta cofradías salen en procesión para representar la Pasión de Jesús.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, se suceden en Málaga estampas únicas e inolvidables. La provincia se convierte en un mágico escenario ambientado por el olor a incienso, el repique de tambores y las saetas improvisadas en cualquier balcón.

Semana Santa en la capital

Málaga capital cuenta con un recorrido oficial donde presenciar las procesiones de las hermandades sin perderse ningún detalle. Al son de las bandas de cornetas y tambores, tendrás ocasión de ver el paso de las sagradas imágenes sobre tronos de incalculable valor histórico y artístico.

Pero si quieres vivir la Semana Santa como un malagueño más, acude al encierro de la Cofradía de Lágrimas y Favores o del Cristo de la Humillación, donde sentimiento y religión se hacen uno. Contempla la procesión de El Cautivo por el Puente de la Aurora el Lunes Santo y oye a los legionarios cantar al Cristo de Mena en la Tribuna de los Pobres.

Momentos de especial emoción como el indulto al preso de la Cofradía del Rico o el crujir del romero ante el paso majestuoso de la Esperanza, solo los podrás vivir en Málaga, ciudad que encierra mil rincones para descubrir una Semana Santa única, donde alternar fervor y risas entre amigos, con una copa de vino y unas sabrosas tapas.

Semana Santa en la provincia

Las procesiones de Semana Santa también revisten una gran vistosidad en Ronda, cuyo paisaje monumental acentúa su belleza. En Antequera podrás presenciar además, un ritual muy especial. Se trata del “Correr la Vega” donde los portadores llevan los tronos a la carrera por las pronunciadas pendientes de la ciudad.

Paso de Istán

Desde Vélez-Málaga a Campillos, pasando por Archidona, Álora o Arriate, la tradición cofrade es una de las costumbres más arraigadas. Hasta el pequeño pueblo de Cartajima es famoso por su forma de celebrar la Resurrección de Cristo, con una simbólica quema de Judas y el encuentro de la Virgen del Rosario con su Hijo.

Otras localidades como Benalmádena o Istán, recrean la Pasión de Jesús mediante la teatralización de distintos pasajes evangélicos entre el Viernes y el Sábado Santo. Por su esmerada ambientación, destaca el Paso de Riogordo, que se remonta al siglo XVIII.

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Nuevo llamado a la acción

Últimos posts

Busca en
nuestro blog