Dólmenes de Antequera: una herencia con 6.000 años de historia

 Tags: Naturaleza

Visitar el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera supone retroceder 6.000 años en el tiempo. Un viaje fascinante hasta la Prehistoria a través de tres monumentos arqueológicos tan excepcionales como enigmáticos. De hecho, se trata del primer conjunto megalítico de la Europa continental declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Enclavados en el corazón de Andalucía, los Dólmenes de Menga y Viera, junto al tholos de El Romeral, fueron construidos durante el periodo Neolítico y la Edad de Bronce. Desde entonces, sus enormes bloques de piedra han sido testigos del devenir de la historia, asomados a la Peña de los Enamorados y al Torcal de Antequera.


¿Cómo son los Dólmenes de Antequera?

El Dolmen de Menga es un sepulcro de galería cuyo acceso está delimitado por grandes losas. El corredor conduce a una cámara funeraria formada por paredes de monolitos y todo el conjunto está cubierto por un túmulo. Recorrerlo es impresionante. Cerca se localiza el Dolmen de Viera, de características similares pero de menor tamaño.

En tu cita con la Prehistoria no puede faltar una visita a la cueva de El Romeral. A través de un corredor llegarás hasta una cámara circular o tholos, cubierta con una falsa bóveda rematada por una gran losa. El monumento arqueológico cuenta además con otra pequeña cámara que posiblemente sirvió como altar para hacer ofrendas.



Recomendaciones para la visita

Cuatro kilómetros separan los Dólmenes de Menga y Viera del tholos del Romeral. Junto a los primeros se sitúa el Centro de Recepción, donde se da a conocer cómo fueron construidos estos monumentos. Aunque en sus instalaciones se puede solicitar una visita guiada por el conjunto arqueológico, es aconsejable reservar con antelación.

En el Observatorio de El Caminante tendrás además la oportunidad de contemplar la vega de Antequera, la Peña de los Enamorados y el Cerro de Marimacho. Mientras que en el Centro Solar Michael Hoskin podrás descubrir la importancia de la orientación de los monumentos megalíticos antes de llegar al Campo de los Túmulos.


Misteriosa singularidad

Los Dólmenes de Antequera no sólo representan uno de los conjuntos prehistóricos más relevantes de Europa. Además poseen una singularidad: dos de los  megalitos no están orientados hacia la salida del sol, como era habitual en estas construcciones. El de Menga se asoma a la Peña de los Enamorados y el del Romeral mira a El Torcal.

Algunos expertos consideran incluso que el Dolmen de Menga pudo ser una especie de templo para la celebración de rituales, dadas sus características.

Un viaje al pasado que no deja indiferente a aquellos que lo visitan. Historia y cultura unidos en un conjunto arqueológico único, una parada obligatoria en Antequera.

  
Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Nuevo llamado a la acción

Últimos posts

Busca en nuestro blog