Visita en otoño a la Costa del Sol

 Tags: Ocio

El extraordinario clima de la Costa del Sol invita a descubrir sus maravillas en otoño. Las suaves temperaturas acompañarán tus paseos por la Málaga rural, mientras que en el litoral disfrutarás de la playa. Podrás alojarte en antiguos cortijos señoriales, encontrar la paz entre las paredes de un convento del siglo XVI o almorzar en ancestrales molinos.

Revivir la historia de los bandoleros que camparon por la Serranía de Ronda es posible gracias a las rutas dedicadas a Tragabuches, Pasos Largos o El Tempranillo. Una posada del pueblo de Alameda te sumergirá en el ambiente de la época, entre el sabor de sus fogones.

Málaga te propone en otoño experiencias sensacionales. Tendrás ocasión de almorzar en una antigua estación de tren en la Sierra de Grazalema o de hospedarte en una casa rural de reposo junto al Parque Natural de los Alcornocales. Olvídate del estrés bañándote en el río Guadiaro o haciendo yoga al aire libre.

Experiencias singulares

Si eres amante de la equitación, podrás recorrer a caballo la Sierra de Mijas o conocer la tradición equina en una ganadería de Cañete La Real. Málaga dispone de una amplia red de senderos ecuestres que discurren por hermosos parajes, como los del Valle del Genal.

Para beneficiarse de las bondades de las aguas medicinales, Tolox y Carratraca son dos destinos perfectos. El primero cuenta con un histórico balneario a los pies de la Sierra de las Nieves. El segundo posee unas famosas termas al servicio del bienestar corporal.

De ruta por Málaga

A través de rutas como la del Sol y del Vino descubrirás en otoño las múltiples facetas de Málaga. El itinerario arranca en los acantilados y playas de la Costa del Sol oriental y asciende por las sierras de la Axarquía. Campos de viñedos te conducirán hasta blancos cortijos y casas de labor donde se elabora, desde la era romana, un delicioso vino dulce.

Entre el mar y la montaña también discurre la Ruta de la Pasa, que se adentra en el Parque Natural de los Montes de Málaga. Retrocederás en el tiempo visitando sus bodegas o alojándote en cortijos y hoteles de rústico encanto, que ofrecen desde experiencias gourmet hasta paseos guiados entre árboles centenarios.

Pintorescos pueblos encaramados a las montañas y villas que conservan la esencia de su pasado morisco. Esos son los principales atractivos de la Ruta del Mudéjar y del Aceite. Déjate seducir por el embrujo andalusí de estas tierras y por sus reminiscencias árabes.

  

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Nuevo llamado a la acción

Últimos posts

Busca en nuestro blog