La Peña de los Enamorados de Antequera: leyenda de un amor imposible

 Tags: Naturaleza

Hay un lugar en Málaga donde la historia se confunde con leyenda y el amor inspira un apasionado relato. Es la Peña de los Enamorados de Antequera, un enclave que se alza imponente entre los paisajes de la vega. Enclavado a medio camino de la ciudad de los dólmenes y Archidona, este enigmático monte con forma humana está envuelto por un singular halo de romanticismo.


Érase una vez… Historia de la Peña de los Enamorados

Según cuenta la tradición popular, un joven cristiano fue apresado en los dominios de Granada durante la época medieval y enviado a servir en la casa de una rica familia mora. Allí se prendó de la hija, quien le correspondió con su amor.

Obligados a mantener su idilio en secreto, los amantes sólo podían verse a escondidas, hasta que un buen día, cansados de ocultar sus sentimientos, emprendieron la huida. Pero el padre de ella no iba a permitir tal afrenta y, acompañado por su séquito, persiguió a la pareja hasta acorralarla en la Peña de los Enamorados

 

Conoce los rincones más sorprendentes de la Costa del Sol

 

Aquel monte, más que un refugio, terminaría convirtiéndose en el escenario de su última prueba de amor. Al verse sorprendidos y para evitar entregarse, los jóvenes prefirieron poner fin a sus vidas. En un desesperado intento por permanecer juntos eternamente, se arrojaron abrazados al vacío desde la cima del peñón.

 

De soldados, princesas y mazmorras

Algunas crónicas apuntan a que los desventurados amantes fueron en realidad una princesa árabe y un caballero cristiano. Tello, soldado del rey Fernando, fue capturado cerca de Antequera y recluido en los calabozos de la alcazaba de la ciudad. Sería durante su cautiverio cuando se embelesó de Tazgona, hija de un rey musulmán.

De nada sirvieron los esfuerzos de los jóvenes por escapar para consumar su amor. Las tropas fieles al padre de la muchacha les dieron alcance en la Peña de los Enamorados y la pareja prefirió lanzarse al abismo a tener que separarse. El trágico desenlace conmovió tanto al rey árabe y al cristiano, que decidieron cesar la batalla entre ambos bandos.

Antequera y el Peñón de los Enamorados

 

Desde dónde contemplar la Peña de los Enamorados

La Peña de los Enamorados no sólo es famosa por la leyenda a la que debe su nombre. También lo es por su curioso perfil, que se asemeja al rostro de un hombre yacente. Hay quien asegura incluso que se trata de la cabeza de un indio que mira al cielo.

Aunque este capricho de la naturaleza domina buena parte del paisaje de Antequera, te recomendamos contemplarlo desde la alcazaba árabe de la ciudad. Caminar por el Paseo de las Barbacanas, fotografiarse junto al Arco de los Gigantes y subir hasta el Mirador de las Almenillas son algunas de las opciones para que la visita sea perfecta.

La Peña de los Enamorados forma parte además del Sitio de los Dólmenes de Antequera, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dólmenes de Antequera

  
peña-enamorados-01.png

Comentarios

Deja un comentario en el siguiente formulario

Toda la Costa del Sol
en tu correo

Déjanos tu email y recibe contenidos exclusivos y magníficas promociones sobre Costa del Sol – Málaga.

New Call-to-action
Nuevo llamado a la acción

Últimos posts

Busca en
nuestro blog

Paradores de turismo